Libertad religiosa en Estados Unidos

En un punto del debate televisivo entre los candidatos a la vicepresidencia de los Estados Unidos, el vicepresidente demócrata Joe Biden, y el aspirante republicano Paul Ryan, la moderadora invitó a los contrincantes a que expresaran cómo sus convicciones religiosas –ambos son católicos-  influyen en su percepción del aborto. El republicano Ryan comenzó con una declaración de principio: No entiendo cómo hay personas que pueden separar su vida pública de su vida privada o de su fe. Nuestra fe nos conforma en todo lo que hacemos… Soy pro-vida no solamente por mi fe católica, aunque por supuesto es un factor, sino porque así me lo indica también la razón y la ciencia.

En la vieja Europa declaraciones como la de Ryan chirrían. El sentir común está más en sintonía con lo que respondió el demócrata Biden: Yo acepto la doctrina de la Iglesia en mi vida personal, pero me niego a imponerla a otros. Subyace en ello una determinada concepción de la naturaleza de la religión (algo trivial, tranquilo y ocioso, como construir maquetas de barcos o coleccionar sellos) y una determinada forma de entender la separación entre religión y política. Pero la génesis del derecho a la libertad religiosa en Norteamérica dista mucho de este estereotipo.

La libertad religiosa en Estados Unidos no se entiende de modo restrictivo, no es una cuestión de “tolerancia”, sino que se considera como un “derecho natural” inherente a todo ser humano protegido de la tiranía de la mayoría. A tal derecho corresponde el deber del mismo Estado de protegerlo. Este deber es precedente, tanto en orden de tiempo como en grado de obligación, a cualquier otra exigencia de la sociedad civil. Cualquier hombre, antes incluso de ser miembro de la Sociedad Civil, debe ser considerado sujeto del Gobernador del Universo. (Memorial and Remonstrance Against Religious Assessments, James Madison, 1785). Los padres fundadores de Estados Unidos creían firmemente que la virtud y la religión eran fundamentales para evitar la tiranía porque ambas preservan las condiciones morales de la libertad.

Anuncios
1 comentario
  1. Toni dijo:

    ¡Viva Ulises!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: